El sendero de las almas libres

𝑳𝒂𝒔 𝒂𝒍𝒎𝒂𝒔 𝒍𝒊𝒃𝒓𝒆𝒔 𝒗𝒊𝒗𝒆𝒏 𝒔𝒂𝒃𝒊𝒆𝒏𝒅𝒐 𝒒𝒖𝒆 𝒍𝒂 𝒎𝒖𝒆𝒓𝒕𝒆 𝒆𝒔 𝒊𝒓𝒓𝒆𝒎𝒆𝒅𝒊𝒂𝒃𝒍𝒆, 𝒒𝒖𝒆 𝒆𝒍 𝒕𝒊𝒆𝒎𝒑𝒐 𝒆𝒔 𝒇𝒊𝒏𝒊𝒕𝒐 𝒚 𝒍𝒂𝒔 𝒐𝒑𝒐𝒓𝒕𝒖𝒏𝒊𝒅𝒂𝒅𝒆𝒔, ú𝒏𝒊𝒄𝒂𝒔

María Oruña, «Un lugar a donde ir »

En un mundo que se mueve más por la búsqueda de la «aceptación» y el «parecer» que por profundizar en el propio «ser», el camino de un alma libre se vuelve tortuoso y lleno de dificultades.

Nacemos como almas libres y la vida nos va modelando a su antojo, poco a poco nos aleja de nuestra esencia.

Nacemos como almas libres y la vida nos va modelando a su antojo, a través de estereotipos, convenciones sociales y miedos varios, poco a poco nos aleja de nuestra esencia .

Transitar senderos ya establecidos y bien señalizados es cómodo, nos mantiene en una zona de confort. Además, si en algún momento nos acecha la amenaza de pensar que ese camino no nos lleva donde realmente queremos, disponemos de un amplio diccionario de palabras que actúan como «opio del pueblo» : responsabilidad, sacrificio, deber, querer… no es difícil encontrar razones que justifican y refuerzan nuestra actitud conformista.

Afortunadamente a veces, en medio de tantas convenciones, existe un «click», un detonante, que nos reta a cambiar la ruta y crear nuestro propio sendero. Afortunadamente muchas personas dicen rotundamente SÍ a ese reto.

Las almas libres avanzan siempre con una brújula: la mirada profunda y constante hacia el interior.

Y a partir de allí empieza el vértigo y la adrenalina de caminar sin mapa, que no es lo mismo que dejarse llevar. es mucho más. Las almas libres avanzan siempre con una brújula: la mirada profunda y constante hacia el interior. Es imprescindible descubrir quienes somos realmente, dónde estamos y hacia dónde queremos ir. Meditar de manera regular ayuda a esa mirada interior.

Solo hay dos normas: vivir el presente y viajar ligero de equipaje.

Es el momento de extraer de la mochila el pasado, los apegos, las expectativas de futuro, la búsqueda de la aceptación de los otros, los miedos, las normas, el tener y el parecer. Y cambiarlos por herramientas más útiles y menos pesadas como la aceptación, la búsqueda del ser, la atención plena, la consciencia corporal, la compasión por uno mismo y por los demás…

Las «almas libres», conscientes de lo efímero de los momentos, conocedoras de la inevitable ley de la impermanencia; caminan por la vida con este ligero equipaje, atentas a cada señal, guiadas por la intuición y el corazón y es así como descubren lugares y momentos llenos de 𝑴𝑨𝑮𝑰𝑨

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: